11 C
Concordia
28 junio 2022, 2:52

Festival de Cannes: incertidumbre sobre la película que se quedará con la Palma de Oro

Debe leer

- Advertisement -

“Boy from Heaven” del realizador egipcio Tarik Saleh, emerge hasta ahora como una de las obras más logradas al presentar la ficción de la muerte del imán del país y las luchas políticas para elegir a su sucesor. Y lo hace a través de su personaje central, el joven Adam (notable Tawfeek Barhom) que ingresa a la Univeridad Al-Azhar de El Cairo, viéndose envuelto en un lucha de poder con ribetes policiales. Saleh ya había abordado con éxito esta temática en su film inmediatamente anterior, “Crimen en El Cairo”, estrenado en nuestro país.

“Frère et soeur”, del francés Arnaud Desplechin, trata como su nombre lo indica la relación (mejor sería decir su ausencia) de dos hermanos: Alice (Marion Cotillard) y Louis (Melvil Poupaud), cuando un grave accidente de sus padres en la ruta los pone al borde de la muerte y reúne luego de veinte años sin verse. Pese a la crítica complaciente de la prensa francesa, se trata de una obra fallida a la que no logran salvar los intérpretes centrales, en personajes desbordados y poco creíbles. “Armageddon Time” de James Gray, habitual invitado a Cannes (“The Yards”, “Two Lovers”), es también un drama familiar con mejores resultados gracias a la acertada caracterización de un niño, cuyos padres (Anne Hathaway, Jeremy Strong) descuidan durante su pubertad y que encuentra en su abuelo (Anthony Hopkins) el sostén no aportado por sus progenitores.

- Advertisement -

“R.M.N”. es un celebrado regreso a Cannes del rumano Cristian Mungiu (“Cuatro meses, tres semanas y dos días”) en una película que describe con crudeza la reacción en un pueblo cuando una fábrica panificadora contrata a operarios extranjeros (de Sri Lanka), por falta de mano de obra local dispuesta a trabajar. Mungiu no se limita a denunciar el acto racista, ya que muestra además cómo conviven entre los propios pobladores del pueblo actitudes xenofóbicas de diversos orígenes (húngaros, austríacos, gitanos y rumanos), alcanzando un clímax en una asamblea de todos los pobladores, donde la iglesia y el gobierno local contribuyen a que el episodio se cierre con un trágico final.

“Triangle of Sadnes”, del sueco Ruben Ostlund, dura dos horas y media sin lograr los méritos de “The Square”, su obra anterior, Palma de Oro en 2017. Transcurre en gran parte en un crucero de lujo al que son invitados una pareja joven del arte de la moda. Entre los pasajeros habrá un nuevo rico de la sociedad rusa y el excéntrico capitán del barco (Woody Harrelson), que en contraste con el anterior, reivindica al comunismo soviético. Entre la tripulación, personal asiático, que luego de un naufragio, invertirá la relación ente los poderosos pasajeros y sus sometidos servidores. Pese a tener un tono donde el director buscó la comedia, ésta raramente asoma y el conjunto hace agua, como el navío en que transcurre gran parte de la acción.

Aún no ha aparecido una obra mayor y desequilibrante dentro de la Selección Oficlal. Es una pena que “Esterno Notte” (en formato de serie) del gran Marco Bellocchio y sobre el caso Aldo Moro, no integre la Selección Oficial, ya que de haberlo hecho sería (al menos hasta ahora) la gran merecedora de la Palma de Oro. Difícilmente alguno de los films restantes de la Competencia Oficial logre superar la excelencia de este extenso relato de más de cifestivnco horas de duración, con brillantes interpretaciones de Fabrizio Gifuni (Aldo Moro), Toni Servillo (Papa Paulo VI) y Margherita Buy (Noretta Moro).

De ese modo, transcurrida ya la primera mitad del Festival, aun en los rumores es incierto el nombre de la película que se quedará con la Palma de Oro.

Fuente: Ambito

- Advertisement -spot_img

Más artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisement -spot_img

Últimos artículos